sábado, 20 de abril de 2013

CRIOMASAJE

El criomasaje consiste en la aplicación del masaje local por medio del hielo u otro agente que conserve la temperatura fría.

CRIOMASAJE

Conceptos Generales.

Las técnicas miofasciales, de puntos gatillo y Cyriax, son técnicas profundas, la mayoría de veces, después de trabajar con estas técnicas el paciente puede sentir dolor hasta 36 horas después del tratamiento debido a los microtraumas (necesarios para la reparación del tejido lesionado) junto con el calor que produce el masaje, ello puede dar lugar a una moderada respuesta inflamatoria al liberarse en la zona mediadores del tipo de la histamina y prostaglandinas. Aplicando criomasaje enfriaremos los tejidos obteniendo una vasoconstricción que a su vez estimulará la liberación de endorfinas contrarrestando de esta manera el dolor, se reducirá el metabolismo, desinflamando la zona tratada y relajando la musculatura, consiguiendo una más pronta recuperación de nuestros pacientes.

Antes de hablar en profundidad del de criomasaje y de sus modalidades, debemos situarnos; la palabra criomasaje viene de crio=frio y de masaje, el criomasaje se engloba dentro de la crioterapia, la crioterapia es la aplicación de frío como agente terapéutico.

La crioterapia emplea muy diversos sistemas y tiene como objetivo la reducción de la temperatura del organismo, ya que esta reducción lleva consigo una serie de efectos fisiológicos beneficiosos en diversas patologías.

En crioterapia, existen varias técnicas de aplicación:

  • Bolsas de hielo
  • Baños fríos
  • Baños de contraste
  • Agua fría
  • Envolturas frías con agua o alcohol
  • Inmersión en agua con hielo
  • Cámara fría
  • Criocinesiterapia: combinación de crioterapia y quinesiterapia
  • Chorros fríos
  • Aerosoles
  • Aplicación de nieve carbónica
  • Cloruro de etilo
  • Manguitos enfriadores
  • Fluoruro de metilo
  • Compresas frías
  • Masaje con un agente frío (criomasaje )
  • masaje con bolsa de hielo picado.
  • Masaje con cubito de hielo.
  • Masaje con aparatología específica (Cool Roller, etc.)

Dentro de los efectos fisiológicos que se persiguen con la crioterapia están:

  • Disminución de la temperatura y metabolismo tisular.
  • Disminución del flujo sanguíneo.
  • Disminución de la inflamación y el edema.
  • Disminución del dolor y el espasmo muscular.

Por tanto sus efectos se producen sobre el sistema circulatorio sobre los vasos sanguíneos, sobre los nervios periféricos, sobre la fuerza muscular, sobre el sistema neuromuscular, y en el síndrome postraumático caso en el que se usará la técnica CRICERCrioterapia-Compresión-Elevación-Reposo.

Como podemos observar el criomasaje es una técnica más de la crioterapia, es muy efectiva y utilizada en el ámbito deportivo, y terapéutico.

Principios biofísicos de aplicación

Los medios que se emplean en crioterapia, pueden producir su efecto refrigerante por tres fenómenos bien distintos: conducción, convección y evaporación. Cuando el medio empleado se pone en contacto directo con la zona que hay que tratar, la transferencia de energía se produce por conducción; esto sucede cuando aplicamos bolsas de hielo picado, toallas húmedas, Cool Roller, polos de hielo, etc.

En este caso la transferencia de calor se produce por interacción directa de las moléculas del área caliente con las del área fría.

La magnitud del cambio de temperatura y las modificaciones biofísicas secundarias a éste van a depender de una serie de factores:

A) diferencia de temperatura entre el agente frío y los tejidos. Cuanto mayor sea la diferencia de temperatura entre el agente frío y el tejido sobre el que actúa, mayores serán los cambios o resultados obtenidos.

B) El tiempo de exposición. La temperatura de la piel en contacto con el frío disminuye en un tiempo muy breve; mientras más prolongada sea la exposición mejor será la refrigeración de los tejidos más profundos (subcutáneos y músculos)

C) La conductividad térmica del área sobre la que actúa el frío. La conductividad térmica está relacionada con el contenido de agua en los tejidos, los músculos tiene un contenido de agua superior al tejido graso, por tanto se conseguirá una mayor disminución de la temperatura en zonas con bajo contenido graso.

Principales aplicaciones del criomasaje:

1 Criomasaje húmedo:

Aplicación directa del agente frío sobre la piel se puede utilizar la bolsa de hielo picado, cubito de hielo o polo de hielo.

2 Criomasaje Seco:

Aplicación mediante un paño o una toalla entre la piel y el agente frío, se puede aplicar cualquiera de las modalidades anteriores bolsa de hielo picado, cubito de hielo, polo de hielo aparatología específica.

1.1 Bolsa de Hielo Picado (ver fig. 1)

Consiste en pedazos de hielo picado contenidos dentro de una bolsa plástica a la cual se le pueden hacer agujeros para sacar el exceso de aire y conseguir un mejor deslizamiento encima de la piel; la bolsa se aplica directamente sobre la superficie corporal, se suele poner crema o jabón al paciente para que resbale más la bolsa. Esta modalidad es una de las más efectivas para disminuir la temperatura corporal.

La aplicación se realiza mediante movimientos longitudinales y trazos largos en el muslo, empezando con una presión suave que aumentará según la tolerancia del paciente. La aplicación finaliza una vez que la piel se hace insensible al tacto fino; generalmente este efecto se obtiene a los 7-10 minutos, según el tamaño de la zona.

Esta modalidad se utiliza mucho en centros deportivos especialmente después de etrenamientos o competiciones duras e intensas, se suele aplicar en extremidades inferiores.

El tratamiento con bolsa de hielo es más efectivo si se aplica directamente encima de la piel sin envolverlo con una toalla o paño.

A los 2 minutos la temperatura de la piel baja a 12 o 13ºC. El efecto anestésico aparece a los 3 o 5 minutos y dura entre 3-6 horas.

Al utilizar esta técnica hay que tener en cuenta que se moja la camilla y el suelo y que el terapeuta tiene que protegerse las manos del frío. Al aplicarlo después de una actividad deportiva intensa, como por ejemplo maratón, es aconsejable tapar al atleta con una manta la zona del cuerpo que no se vaya a tratar por el riesgo de hipotermia.

Después de esta modalidad de criomasaje es aconsejable realizar técnicas de retorno venoso para favorecer la circulación linfática y a evacuación de sustancias de desecho del cuerpo. No es apropiado para lesiones agudas, (al no realizarse compresión + inmovilización+ elevación).

1.2 Masaje con cubito de hielo (ver fig. 2)

Consiste en realizar un masaje con un hielo previamente preparado en un vaso o recipiente de plástico con la finalidad de darle formas de fácil manipulación, como polos de helado, se frota sobre la superficie que va a ser tratada con un lento y, en ocasiones, enérgico movimiento repetido, longitudinal o circular, se utilizan técnicas de roces y fricciones. Se emplea principalmente cuando las áreas en las que se prescribe crioterapia son pequeñas como tendones, músculos, puntos dolorosos, puntos gatillo etc. Se tiene que evitar permanecer fijo en una zona por más de 2 a 3 minutos ya que podría ocasionar daños por congelamiento.

En casos de tendinitis y dolores musculares se recomienda utilizar esta técnica a diario hasta que la zona esté completamente recuperada puesto que durante el día con movimientos y gestos repetitivos podemos inflamar más la lesión.

No es apropiado para lesiones agudas, (no hay compresión + inmovilización+ elevación).

Es importante secar la piel después de pasar con el agente frío para no desviar el estimulo por las gotas de agua.

Figura 2

2.1 Criomasaje terapéutico en seco con Cool Roller (CR).

Dentro de la clasificación de la nomenclatura de criomasaje ha surgido una nueva técnica, el Criomasaje Terapéutico en Seco (CTS) esta técnica combina el masaje profundo con el efecto criogénico.

El utensilio que se usa para realizar este tipo de masaje es una herramienta con forma ergonómica redondeada que contiene un gel criogénico en su interior y que permite hacer una serie de maniobras de masaje tanto profundo como superficial, normalmente el uso del CR se combina con la del masaje terapéutico, convirtiéndose en un complemento ideal en terapia manual al relajar la  musculatura de forma rápida, no duele al aplicar el masaje, se puede llegar a tejidos profundos sin forzar las articulaciones de las manos del fisioterapeuta y no moja ni al paciente ni al terapeuta. El CTS utiliza maniobras específicas para tratar contracturas, espasmos, sobrecargas, tortícolis, descargar piernas, tratar puntos gatillo, etc.

El CTS unifica las propiedades del hielo y del masaje, trabaja la musculatura más profunda a la vez que desinflama, relaja y repara los tejidos. El resultado del CTS es un alivio profundo, rápido e indoloro del paciente.

En el CTS predomina la acción mecánica sobre el frío, el efecto del frío produce una analgesia en la zona y rompe el circulo dolor-espasmo-dolor, también enfría los tejidos superficiales a medida que hacemos presión, evitando así la inflamación local que suele acompañar las manipulaciones profundas del masaje terapéutico, el frío disminuye la conducción nerviosa y la reducción de su actividad sináptica de ahí su efecto analgésico.

2.1.1 Percusión y estiramiento del punto gatillo (ver fig. 3)

En esta técnica empezaremos alargando pasivamente el músculo hasta el inicio de la resistencia., en primer lugar el terapeuta   localiza el punto gatillo a tratar, una vez localizado se coloca el puntero del CR encima (rodeando el cuello del CR con el primer y segundo dedos), se presiona y se fija con una presión constante, a continuación con la segunda y tercera falanges de la mano que queda libre, se percute de forma suave la esfera posterior del CR, las manos siempre deben de estar relajadas y la percusión no debe de ser fuerte.

Con esta técnica conseguimos presionar el punto gatillo a la vez que al percutirlo le enviamos una vibración que hace que baje el umbral del dolor rápidamente.

Esta técnica es muy efectiva y puede utilizarse después de las técnicas de presión deslizante para despegar fascias.

Un mismo punto gatillo se puede percutir hasta unos 20-30 a razón de 1-2 percusiones por segundo, un mismo PG puede percutirse hasta tres veces en cada sesión, se puede percutir un punto gatillo, buscar otro percutirlo y volver a percutir el anterior, haciendo un circuito. Durante la percusión de un mismo punto gatillo, podemos cambiar de velocidad y de intensidad de percusión.

Figura 3.

2.1.2 Rodamiento deslizante con dos esferas (ver fig. 4)

Tal como muestran las imágenes, apoyaremos las dos esferas encima del paciente,

El CR tiene que rodar en nuestra mano al igual que encima de la musculatura del paciente, no debemos realizar movimientos largos para que siempre podamos dominar el Cool Roller. El CR   no debe de pasar de la base de las primeras falanges de los dedos y de la base del talón de la mano. Para profundizar más en los tejidos podemos reforzar el movimiento apoyando una mano encima la otra.

Presa: apoyaremos la zona de la palma de la mano en las esferas anterior y posterior del CR, el CR restará plano encima de la musculatura del paciente de tal manera que quedará toda su superficie apoyada.

 Figura 4.

El criomasaje se puede prescribir en:

- Dolores musculares, tendinoso y periarticulares.

- Neuralgias diversas.

- Parálisis y contracturas.

- Hemiplejia en fase espástica.

- Edemas ya que facilita el vaciamiento de los linfáticos afectados.

- Varices ya que estimula la circulación colateral y alivia la congestión.

- Hematomas de pequeño volumen, para ayudar a su reabsorción.

-   Celulitis.

-   Cicatrices y adherencias.

-   Problemas musculares, tendinosos y articulares, como contracturas musculares, miositis, bursitis, tendinitis o tenosinovitis, fracturas en fases tardías, esguinces.

- Afecciones que cursan con espasticidad.

- Afecciones que cursan con dolor y/o prurito.

- Procesos inflamatorios crónicos.

Contraindicaciones y percauciones:

- procesos inflamatorios e infecciones agudas de piel, tejidos blandos o articulaciones por el riesgo de diseminación.

- Flebitis aguda, por el peligro de formación de coágulos,

- trombosis ya que puede producir el desprendimiento del coagulo-embolismo, varices venosas severas y linfangitis.

- Tumores malignos, fin de evitar su posible diseminación

- Fracturas y otros traumatismos recientes

- Procesos reumáticos en fase evolutiva.

- Procesos litiásicos de cualquier localización.

- Afecciones localizadas en zonas de encrucijada vascular o nerviosa, como son el hueco poplíteo, el triángulo de scarpa, las axilas, la región anterior del cuello.

- En los trastornos periféricos.

- Las afecciones que cursan con vasoespasmos.

- Arteriosclerosis

- Hipersensibilidad al frío.

- En zonas donde la circulación principalmente arterial este afectada. (Por su efecto devasocontricción).

- En la enfermedad de Raynaud.

- En urticaria al frío resultante de la liberación de histamina o sustancias afines.

- La intolerancia al frío que puede aparecer en algunos tipos de alteraciones reumáticas y puede manifestarse por medio de dolor intenso, entumecimiento y alteraciones cutáneas, como enrojecimiento, cianosis y manchas.

- Aquellas afecciones resultantes de la presencia de hemolisinas y aglutininas por el frío en sangre que cursan con síntomas generales (malestar, escalofrío y fiebre), cutáneos (urticaria, acrocianosis y fenómeno de Raynaud) y renales (hemoglobinuria paroxística).

- En la Tromboangeritis obliterante el 50% de los pacientes que la padecen presentan una sensibilidad aumentada al frío o un fenómeno de Raynaud.

Aunque el riesgo de efectos secundarios es mínimo en este caso, se pondrá especial atención en la duración de las fases que siguen a su aplicación: frío intenso, quemazón, dolor y analgesia. Si la piel adquiere un color blanco o azulado, se interrumpirá el tratamiento, ya que probablemente nos encontremos ante una técnica incorrectamente aplicada (puede estar abarcando un área excesivamente extensa) o ante una reacción de hipersensibilidad.

Post original: http://coolroller.es/2012/12/interesante-articulo-de-crio-masaje/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada